1.32. Técnicas de conducción

Video resumen 1.32. Técnicas de conducción

ASÍ FUNCIONA EL AUTOMÓVIL (I) - 1.32 Técnicas de conducción

El automóvil se desplaza por su motor y transmisión, pero ha de ser dirigido por el conductor, al menos hasta la llegada del coche autónomo nivel 5.

Esto quiere decir que para desplazarse todos los movimientos del automóvil los ordena y controla el conductor, pedales de acelerador, freno y embrague (con caja de cambios manual), volante, palanca o selector de caja de cambios y otros mandos para ver el entorno y ser visto por los demás conductores y peatones.

Para realizar su labor el conductor desde su puesto ha de sentirse cómodo y tener fácil acceso a los diferentes mandos que ha de manejar.

La postura debe ser ergonómica sin requerir movimientos forzados que demoren sus actuaciones e incrementen la fatiga en desplazamientos de larga duración.

Para lograr esta postura de conducción se dispone de diferentes ajustes y reglajes que facilitan las acciones del conductor, es una parte importante de las técnicas de conducción.

Postura para mejorar las técnicas de conducción

Hay diferentes posibilidades de reglajes y ajustes para que el conductor encuentre la mejor postura, a continuación se ven los más habituales:

  • Postura de conducción para lograr la más confortable, ergonómica y con mejor visibilidad posible según los reglajes y ajustes disponibles
  • Altura del asiento, banqueta y respaldo, para tener la mejor y más amplia posible visión por el parabrisas
  • Distancia a los pedales, por el ajuste longitudinal del asiento
    • Se ha de poder pisar el pedal del embrague a fondo sin tener que estirar de forma forzada la pierna
    • Con caja de cambios automática se tiene que poder pisar a fondo el acelerador sin posturas forzadas
  • Inclinación del respaldo, permite complementar los dos reglajes anteriores para mantener los brazos flexionados con las manos en la parte superior del aro del volante, si este no es regulable
  • Profundidad del volante; para que con las manos en posición diez y diez de las manecillas del reloj sobre el aro del volante, se mantengan flexionados los brazos sin tener que forzar la postura
  • Inclinación del volante; para complementar y mejorar la postura tras los anteriores ajustes
  • Altura e inclinación del apoyacabezas; ha de situarse no más bajo que la altura de los ojos y cerca de la cabeza
    • Si está a menor altura puede provocar daños físicos en caso de colisión por detrás
  • Posición de los retrovisores; para obtener el campo de visión más amplio, y sin ángulos muertos en los exteriores, si es posible
  • Cinturones de seguridad; regular la altura si es ajustable y tensarlos hacia el cuerpo para que sean eficientes los sistemas de retención suplementaria, pretensor pirotécnico, limitador de esfuerzo y airbag, además de otros complementos de la seguridad pasiva secundaria
ASÍ FUNCIONA EL AUTOMÓVIL (I) - 1.32. Técnicas de conducción (1/3)

Se repiten estos reglajes y ajustes hasta encontrar la mejor postura.

Hay automóviles que disponen de ajuste de la posición de los pedales, apoyo lumbar e incluso bolsas de aire de presión variable para adaptar la dureza en diferentes partes de la banqueta y respaldo.

También se puede incluir la función masaje, se va modificando de forma variable la presión del aire en las diferentes bolsas para relajar los músculos en viajes prolongados, se pueden seleccionar diversos programas y el control es electrónico con una o más bombas de aire.

Manejo del volante

Con el volante el conductor determina el rumbo que sigue el automóvil, los giros pueden ser pequeños en curvas de poco radio, o más amplios, incluso el máximo giro de la dirección en maniobras de aparcamiento.

Para poder mover el volante con soltura hay una posición de las manos en recta y métodos para el giro de la dirección, estos son:

  • La posición ideal de las manos sobre el aro del volante es a las diez y diez (o dos menos diez) según las manecillas del reloj
    • Desde esta posición se facilitan las maniobras de giros del volante, tanto para curvas como aparcamiento
  • Preparación de curva a la izquierda; se pasa la mano del lado de la curva, izquierda, a la parte alta del volante…
  • … giro a la izquierda; se mueve la mano izquierda en la parte superior del volante hacia ese lado logrando cierto ángulo de giro de la dirección, suficiente para una curva media, la otra mano no se ha movido de su posición
  • Más giro a la izquierda; si se necesita más ángulo de giro, es el caso de las maniobras de aparcamiento, se continua el giro con la mano derecha hasta un punto que no exige forzar la postura, a continuación la mano izquierda toma el volante por la parte superior de nuevo para seguir girando, se van repitiendo estos pasos hasta lograr el giro de las ruedas que se necesita
  • Para girar a la derecha se hace a la inversa:
    • Preparación de curva a la derecha; se pasa la mano del lado de la curva, derecha, a la parte alta del volante…
    • … giro a la derecha; se mueve la mano derecha en la parte superior del volante hacia ese lado logrando cierto ángulo de giro de la dirección, suficiente para una curva media, se mantiene la mano izquierda en su posición
    • Más giro a la derecha; si se necesita más ángulo de giro, como en maniobras de aparcamiento, se sigue el giro con la mano izquierda hasta un punto que no exige forzar la postura, a continuación la mano derecha toma el volante por la parte superior de nuevo para continuar girando, y se van repitiendo estos pasos hasta lograr el giro necesario de las ruedas
ASÍ FUNCIONA EL AUTOMÓVIL (I) - 1.32. Técnicas de conducción (2/3)

Esta es una forma segura de mover el volante.

No se deben meter las manos por dentro del círculo del aro, se dificultan lo giros y además entraña riesgos de daños físicos por el efecto de retorno de la dirección.

Cierto hábito es presionar en un punto del aro del volante y hacerle rotar para lograr rápidos giros, esta maniobra es más fácil con servodirección, pero no ofrece seguridad pues al no tener cogido el volante, puede reducirse la presión y retornar bruscamente con los riesgos que supone de pérdida de control.

Resumen del módulo Técnicas de conducción

Postura de conducción y manejo del volante

  • Postura de conducción con los siguientes reglajes y ajustes:
    • Altura del asiento, respaldo y banqueta a la vez habitualmente
    • Distancia a los pedales moviendo longitudinalmente el asiento
    • Inclinación del respaldo
    • Profundidad e inclinación del volante
    • Posición del apoyacabezas
    • Altura y tensión del cinturón de seguridad
    • Ha de encontrar el conductor la posición más ergonómica, confortable y con mejor visibilidad que sea posible
  • Manejo del volante:
    • En recta las manos derecha e izquierda están en la posición diez y diez sobre el aro del volante, 0i y 0d
    • Giro a la derecha:
      • La mano izquierda no se mueve 0i y la derecha sube a la parte superior del volante 1d
      • La mano derecha gira el volante el ángulo que puede sin forzar 2d
      • Si hace falta girar más la mano izquierda continua el giro 3i y la derecha cambia de posición girando más si es necesario 4d
        • Cambiado las posiciones de las manos izquierda y derecha se pueden dar al volante las vueltas que sean necesarias
    • Giro a la izquierda:
      • La mano derecha no se mueve 0d y la izquierda sube a la parte superior del volante 1i
      • La mano izquierda gira el volante el ángulo que puede sin forzar 2i
      • Si hace falta girar más la mano derecha continua el giro 3d y la izquierda cambia de posición girando más si es necesario 4i
        • Cambiando las posiciones de las manos derecha e izquierda se pueden dar al volante las vueltas que sean necesarias
ASÍ FUNCIONA EL AUTOMÓVIL (I) - 1.32. Técnicas de conducción (3/3)

Con servodirección el manejo del volante precisa menos fuerza y se reduce el número de vueltas entre topes, lo que hace a la dirección más sensible.

Artículos relacionados

Otros enlaces

Vídeos de interés

Top 10 errores de conducción
error: ¡¡¡ Contenido protegido !!!
Scroll al inicio