• Categoría de la entrada:ACTUALIDAD
  • Tiempo de lectura:5 minuto(s) de lectura

La seguridad es uno de los aspectos que más se cuidan en la actualidad, la activa o primaria para tratar de evitar el accidente, la pasiva secundaria que reduce los daños a los ocupantes durante la colisión y la pasiva terciaria que facilita y agiliza la evacuación y asistencia tras el accidente.

En este artículo vamos a comentar algunos aspectos relacionados con la evolución de la seguridad pasiva secundaria, retención y protección de los ocupantes durante la colisión, pero más que explicando los elementos y funciones que intervienen, comparando los resultados de accidentes frontales con automóviles de diferentes épocas, uno anterior a la aplicación del cinturón de seguridad, clásico, como protagonista de la seguridad pasiva secundaria, y otro actual.

Evolución de la seguridad pasiva

Antes y después de la evolución en seguridad pasiva

En la imagen 1a se representa el automóvil clásico sin cinturones de seguridad, con ocupantes delante y detrás y el maletero lleno.

El motor es longitudinal delantero y las ruedas traseras son las motrices (rojo).

Se ve el sistema de escape (negro) y el de alimentación de combustible (amarillo) con el depósito bajo el maletero.

El humo negro en la salida de escape indica la mayor contaminación, otro aspecto de la evolución que aunque no es el tema de este artículo se resalta.

La imagen 1b es del coche actual, la implantación es motor delantero transversal y 4×4 por lo que tiene árbol de transmisión (rojo).

Tiene ocupantes delante y detrás y el maletero lleva mucho equipaje.

Está representado el sistema de escape (negro) y la alimentación de combustible (amarillo), el depósito está bajo los asientos traseros debajo del piso del habitáculo, es la zona rígida de la carrocería.

La alimentación de combustible dispone de un sistema de corte en caso de colisión.

Las zonas delantera y trasera son deformables progresivamente para absorber energía en colisiones, se señala solamente la delantera que es la que va a intervenir.

Se ven los cinturones de seguridad y se cuenta con sistemas de retención y protección de los ocupantes, mecánicos y electrónicos.

En el volante y salpicadero (o techo) hay dos airbag respectivamente para el conductor y pasajero delantero, el conductor dispone de airbag de rodillas.

El volante dispone de un sistema retráctil.

En los apoyos del motor y caja de cambios en la carrocería hay una guía que va a evitar que el grupo motopropulsor entre en el habitáculo.

Se ve como los gases de escape son más limpios.

Antes y después de la evolución en seguridad pasiva; colisión frontal

Representa una colisión frontal fuerte y se ven los comportamientos en ambos automóviles, estos son los resultados comparativos;

  • La zona delantera de la carrocería no se deforma lo suficiente en el clásico transmitiendo la energía del golpe al habitáculo que queda afectado
  • La deformación progresiva en la zona delantera del automóvil actual absorbe gran parte de la energía de la colisión que se disipa sin afectar tanto al habitáculo, que al ser además más rígido se mantiene inalterado
  • En el clásico las ruedas delanteras pueden entrar al habitáculo pues no hay refuerzo que lo impida, no sucede en este caso por la gran distancia que hay
  • En el actual los refuerzos detrás de las ruedas impiden su intrusión
  • El conjunto motor y caja de cambios en el clásico irrumpe en el habitáculo, lo que no sucede en el actual al intervenir la guía motor dirigiéndole bajo el automóvil
  • El árbol de transmisión en el clásico golpea los bajos del automóvil pudiendo llegar a entrar en el habitáculo
  • En el actual, que tiene árbol de transmisión al ser 4×4, se dobla y dirige bajo el piso sin afectar al habitáculo
  • En ambos automóviles el desplazamiento del motor provoca la rotura del conducto de alimentación de combustible desde el depósito, en el clásico se derrama por el suelo y en el entorno del motor pudiendo provocar un incendio, como sucede
  • En el actual, al detectar el sistema de control de alimentación de combustible la colisión corta el suministro
  • Los ocupantes del automóvil clásico por efecto de la inercia se desplazan vertiginosamente hacia adelante, el conductor rompe el parabrisas y golpea contra el volante que penetra en el habitáculo empujado por las ruedas y zona delantera
  • Los ocupantes traseros golpean con fuerza contra los respaldos delanteros empujando a los ocupantes de estas plazas
  • El equipaje se desplaza hacia adelante arrastrando el respaldo trasero y empujando a los ocupantes de estos asientos
  • En el automóvil actual los ocupantes están sujetos por sus cinturones de seguridad que tratan de mantenerlos en su posición, complementados con (1); asiento antideslizante, pretensor pirotécnico, asiento antisubmarino, limitador de esfuerzo, airbag (para el conductor frontal y de rodillas y frontal para el pasajero delantero), volante retráctil (retrocede para no afectar al conductor) y pedal de freno fusible (se dobla el anclaje para no dañar al conductor)… el equipaje no vence al respaldo trasero que está reforzado.

Artículos relacionados

Otros enlaces

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Pilar García.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  siteground.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.