• Categoría de la entrada:NUEVAS TECNOLOGIAS
  • Tiempo de lectura:16 minuto(s) de lectura

El automóvil ha de contar con cualidades para favorecer la labor del conductor en todos los aspectos, pues este es el protagonista de la seguridad activa o primaria que es la encargada de evitar accidentes.

El conductor está cada vez más asistido por las ayudas avanzadas a la conducción ADAS, pero no ha de bajar la guardia sea cual sea el automóvil que conduce, hasta que el coche autónomo no necesite ser conducido.

Lo principal al sentarse al volante de un automóvil es lograr la postura de conducción más cómoda y que aporte más visibilidad y acceso a los mandos, esto es lo que nos va a definir la ergonomía del puesto de conducción.

En su coche habitual el conductor ya tiene hechos los ajustes, pero en caso de utilizar otro automóvil es preciso dedicar un tiempo a buscar para encontrar la mejor posición para conducir.

Hay varias formas de hacerlo, en función de los ajustes y reglajes disponibles en el coche que se va a conducir, y el orden para irlos realizando.

En este artículo proponemos una forma de llevar a cabo este proceso.

Ergonomía del puesto de conducción. Reglajes

En la imagen se ve un automóvil con carrocería SUV e implantación de motor delantero transversal y 4×4 auto conectable, con el conductor:

  • Se representan los elementos del automóvil relacionados con la postura del conductor, son estos; banqueta, respaldo y apoyacabezas conformando el asiento, pedales (tres al ser la caja de cambios manual), volante de dirección, palanca de cambios, y retrovisores, el interior y los dos exteriores a los lados
  • Se ve al conductor en su puesto
  • Es frecuente que se pueda regular la altura del asiento, que incluye banqueta, respaldo y apoyacabezas, aunque después haya ajustes independientes para cada uno de estos
  • La altura del asiento permite adaptar la posición para mejorar la visibilidad exterior entre otros aspectos
  • Distancia a los pedales, y también al volante. Se hace desplazando longitudinalmente el asiento (banqueta, respaldo y apoyacabezas)
  • Con este reglaje se busca la distancia ideal con el volante y pedales, sobre todo la del embrague
  • Inclinación del respaldo y apoyacabezas en conjunto, este último es habitual que pueda modificar su posición a partir de como se ha dispuesto el respaldo
  • Se resaltan volante y el pedal de embrague al ser los dos mandos que más determinan la postura del conductor, se verá después con detalle
  • Posición del volante; suele poder ajustarse en distancia y profundidad para afinar los anteriores reglajes
  • Una vez lograda la postura, la palanca de cambios por diseño ha de quedar accesible y fácil de manejar
  • Inclinación y altura del apoyacabezas, una vez ajustado el respaldo se adapta su posición, de suma importancia para la seguridad pasiva secundaria
  • Visión por los retrovisores; actuando sobre sus articulaciones, manual o con asistencia mecánica por cables flexibles o eléctrica
  • Con la postura adecuada se coloca el cinturón de seguridad y se tensa
  • La posición del conductor ha de permitir que vea bien las informaciones visuales interiores, representadas en el cuadro de instrumentos
  • También el conductor ha de poder acceder con facilidad y sin contorsiones a los mandos que va a utilizar durante la marcha, se representa el panel de la climatización (calefacción y aire acondicionado)
  • Ergonomía del puesto de conducción por definición, es que cualquier persona con su particular complexión encuentre la posición para desarrollar sus funciones de conducción con comodidad y seguridad, incluyendo la mejor visibilidad posible hacia el exterior

En los inicios del automóvil el reglaje más extendido era la distancia a los pedales y volante de todo el asiento, no había apoyacabezas.

Más adelante llegó la inclinación del respaldo, el apoyacabezas que pasó a ser también ajustable, el volante en inclinación y en profundidad.

La amplitud de los reglajes se ha ido aumentando para poder lograr la postura más adecuada para personas de diferentes tallas y complexiones.

El cuadro, volante, palanca de cambios y demás mandos, han de disponerse de forma que sean accesibles siempre sin forzar la postura.

Un aspecto que afecta a la posición del conductor que se logra con los diferentes ajustes es la actuación de los sistemas de protección y retención en caso de colisión.

Visibilidad, distancia a los pedales y posición sobre el volante de manos y brazos

Con el mismo automóvil SUV 4×4 auto conectable en vista lateral con el conductor.

Si la adherencia es buena son motrices las ruedas delanteras exclusivamente, si estas ruedas deslizan o se produce alguna situación crítica para la estabilidad, se auto conecta progresivamente la transmisión a las ruedas traseras.

  • Por el parabrisas el conductor tiene un determinado campo de visión que depende de diversos factores, entre estos su complexión y altura
  • Regulando la posición longitudinal del asiento (banqueta, respaldo y apoyacabezas) varía la distancia al volante y a los pedales, y también afecta a la visibilidad exterior
  • Con una distancia al volante más o menos adecuada, luego veremos la ideal, se continua el ajuste

Distancia a los pedales

  • Se pisa a fondo el pedal de embrague sin que haya que estirar la pierna, se ha de poder hacer sin forzar el movimiento para lo que se busca la mejor posición longitudinal del asiento
  • En automóviles sin pedal de embrague, simular que se pisa a fondo este pedal que no existe para aproximar la distancia más adecuada; en estos coches es preponderante la distancia al volante y pedal de freno

Inclinación del respaldo

  • Complementar la posición a la que se ha llegado con relación a los pedales, el de embrague a fondo, con este reglaje
  • Complementar igualmente para tratar de mejorar la amplitud y profundidad de visibilidad por el parabrisas, y para que no molesten o lo menos posible los montantes laterales del parabrisas (pilares A)
  • Posición de las manos y brazos sobre el volante; las dos manos han de estar sobre el aro en la posición de las mancillas de reloj a las “diez y diez”, con los brazos ligeramente flexionados, ni mucho ni poco
  • La distancia del torso al volante ideal es de 25 cm nunca menos de 10 cm, para que actúen con la mayor eficiencia los sistemas de protección y retención, especialmente el airbag

El orden en que se están explicando los ajustes es uno propuesto, de hecho, habrá que ir retocándolos hasta lograr la mejor postura.

Es frecuente que al desplazarse longitudinalmente el asiento no lo haga en un eje horizontal, puede tener cierta inclinación para que al retroceder baje ligeramente y al avanzar suba, es una forma sencilla de adaptarse a tallas más altas o bajas respectivamente.

Para complementar los ajustes, es habitual poder regular también la altura de la banqueta, que suele hacerse con respaldo y apoyacabezas, se explica a continuación.

Posición vertical del asiento

Con los ajustes anteriores se ha llegado a una posición del conductor, que se puede mejorar si se dispone de la posibilidad de mover el asiento verticalmente.

Altura del asiento (banqueta, respaldo y apoyacabezas):

  • El conductor ha ajustado con los anteriores reglajes una posición que le permite; buena visibilidad, correcto accionamiento del pedal de embrague, adecuada posición de manos y brazos sobre el volante y distancia correcta entre este y el torso
  • Con el reglaje de altura del asiento el conductor puede tratar de encontrar mejoras en la postura hasta ahora lograda, la visibilidad es una de estas

Son pequeños ajustes que pueden requerir ligeras modificaciones de los anteriores para ir perfeccionando la postura final.

Volante regulable

  • … es para complementar y afinar la postura obtenida con los anteriores ajustes
  • Posición con el pedal de embrague pisado a fondo, visibilidad y distancia entre volante y cuerpo

Regulando la posición del volante

  • En profundidad se modifica la distancia hasta el cuerpo y la posición de manos y brazos
  • Con la inclinación del volante se puede lograr la postura más adecuada de flexión de los brazos con las manos en posición correcta sobre el aro, y ver mejor las informaciones del cuadro de instrumentos

Cuantos más reglajes tenga el puesto del conductor, la postura a la que se llegará será más ergonómica, se verá más y mejor disponiendo además de la mayor eficiencia de los sistemas de retención y protección en caso de accidente.

Posición del apoyacabezas

Puede ser fijo, regulable en altura, inclinación o estos dos últimos.

Ajustes del apoyacabezas

La función del apoyacabezas es de protección en caso de accidente, sobre todo por detrás, por lo que se engloba en la seguridad pasiva secundaria.

No es un elemento que afecte a la postura de conducción, pero el reglaje de los apoyacabezas de las demás plazas si puede influir en la visión del conductor en algunas maniobras.

Se ha de valorar como más importante la protección de los ocupantes, el conductor ha de tener en cuenta y compensar las posibles disminuciones de visibilidad en determinadas situaciones por los apoyacabezas de las demás plazas del automóvil.

Se representa en altura e inclinación del apoyacabezas para lograr el mejor resultado:

  • La parte superior del apoyacabezas a la misma de la cabeza
  • Los ojos han de estar en la línea horizontal de más eficacia de sujeción y protección del apoyacabezas
  • La distancia entre la parte posterior de la cabeza y el apoyacabezas debe ser unos 4 cm
  • Con esta posición se logra proteger cabeza y cervicales en colisión trasera o efectos de rebote en colisión delantera

Hay sistemas de protección adicional en colisión trasera que se basan en el apoyacabezas o respaldo, son estos dos que no se ven en la animación:

  • Apoyacabezas activo; la presión del cuerpo sobre el respaldo, o mediante un sistema pirotécnico al producirse la colisión por detrás, el apoyacabezas sube y se inclina hacia adelante para reducir posibles lesiones en cabeza, cuello y cervicales
  • Respaldo activo; en este sistema es frecuente que el apoyacabezas esté integrado en el respaldo sin posibles reglajes. Se diseña para que sea útil con diferentes complexiones. Ante una colisión por detrás el conjunto respaldo – apoyacabezas pivota hacia atrás unos 16º logrando excelentes resultados de protección

Ajuste de la visión por los retrovisores

Se ve ahora este automóvil SUV con motor transversal delantero y 4×4 auto conectable en planta con el conductor:

  • El conductor mira al retrovisor interior para ajustar el campo de visión de lo que puede ver por detrás, buscando que sea la mayor posible, en amplitud y profundidad, sin obstrucciones
  • A continuación, dirige el conductor su mirada al retrovisor exterior del lado izquierdo y procede a los ajustes para ver más sin ángulos muertos, si es posible
  • Lo mismo hace con el retrovisor exterior del lado derecho
  • Los movimientos de los retrovisores exteriores suelen estar asistidos mediante sistema mecánico, con cables flexibles de acero, o con motores eléctricos logrando gran precisión en los ajustes

El conductor ha de ir atento a las incidencias de la marcha y controlar lo que hay detrás y a los lados, con mucho tráfico o en otras situaciones llega a ser laborioso.

  • Se pueden incorporar al automóvil sistemas para detectar lo que sucede a su alrededor, y en relación a lo que estamos comentando prestamos atención a los que permiten colaborar con los retrovisores
  • En conjunto, estos sistemas van a informar al conductor sobre si hay algo a los lados o detrás, incluso pueden, además de informar, interactuar sobre los mandos del automóvil; son las ayudas avanzadas a la conducción ADAS

Vemos en la imagen algunos sistemas para detectar la presencia de objetos y su velocidad de aproximación, con más o menos precisión según las funciones y objetivos previstos:

  • Sensores de ultrasonidos, se ven varios a los lados y detrás; funcionan emitiendo sonidos de alta frecuencia y valorando su alteración con la distancia
  • Radar, funciona mediante ondas electromagnéticas que localizan objetos y su aproximación, se representa uno detrás
  • Cámaras de vídeo, permiten ver los objetos, si son 3D también la velocidad de variación de la distancia. Se ven dos laterales junto a los retrovisores exteriores, una detrás y otra en el interior dirigida hacia el conductor, esta última puede analizar sus gestos
  • Hay ayudas avanzadas a la conducción ADAS relacionadas con la visibilidad que informan e interactúan, integrándose en la conducción
  • Las ADAS más relacionadas con lo que se ve en la imagen son; detección de salida de carril con posible auto corrección, visión de ángulos muertos, tráfico cruzado por detrás del automóvil en salida de aparcamiento en batería, ayuda o asistencia al aparcamiento y detección de distracción o fatiga del conductor

Visión de las informaciones del cuadro

Acceso a los mandos

Seguimos con el SUV con motor transversal delantero y 4×4 auto conectable en planta con el conductor.

Informaciones en el cuadro fácilmente legibles

  • Frente al conductor está el cuadro de instrumentos, en el que puede ver las informaciones útiles y necesarias
  • Tras lograr la mejor postura, el conductor ha de poder ver bien las informaciones del cuadro
  • Este aspecto se tiene muy en cuenta en el diseño del automóvil, pues ha de ser posible con diversas tallas y complexiones que implican ajustes diferentes de los reglajes de puesto del conductor

Acceso intuitivo y cómodo a los principales mandos

  • Se representa el panel de climatización y el botón de los intermitentes de emergencia, como ejemplos
  • También se da por hecho que en el volante hay mandos de accionamiento
  • El conductor hace diversos movimientos para accionar la climatización, mandos en el volante y pulsa el botón de los intermitentes de emergencia
  • Estas acciones las ha de poder hacer de la forma más fácil e intuitiva posible
  • Hay ayudas avanzadas a la conducción ADAS que facilitan ver las informaciones y a accionar algunos mandos
  • Se ve en la imagen como se proyectan informaciones en el parabrisas frente a los ojos del conductor, que no ha de apartar la vista de la carretera para verlas, es el sistema HUD (Head Hud Display), se ve la velocidad, autonomía y señales de tráfico, entre otras informaciones posibles
  • También el conductor puede solicitar acciones por voz o gestos, sin mover las manos y manteniendo la atención en la conducción

Todas estas ayudas avanzadas a la conducción ADAS, permiten mantener la atención del conductor, pero hay cierto riesgo de que al contar con estas pierda concentración o haga otras actividades que no debería, la más habitual es utilizar funciones del teléfono móvil.

Colocación del cinturón de seguridad y ajuste

Vemos de nuevo el SUV con motor delantero transversal y 4×4 auto conectable de lado con el conductor:

  • Se coloca el conductor el cinturón de seguridad abrochándolo y se apaga el testigo

Se tensa el cinturón de seguridad para que actúen correctamente los siguientes elementos … lo valoramos en posible colisión frontal

  • Rodillo de bloqueo; permite cierta extensión del cinturón lo que hace que el conductor se acerque al volante y se separe del asiento, banqueta y respaldo
  • Asiento antideslizante; si dispone el asiento de reglaje longitudinal ha de mantenerse sin desplazamiento para no aproximar al conductor al volante y salpicadero, además de aumentar en exceso la presión del cinturón
  • Pretensor pirotécnico; entra en acción a partir de cierta intensidad de colisión, retrae el cinturón al menos lo que permitió de extensión el bloqueador, el objetivo es presionar el cuerpo del conductor sobre la banqueta
  • Asiento antisubmarino; una placa rígida en forma de cuña bajo el mullido de la banqueta hace efecto de contención del cuerpo del conductor, al estar este presionado sobre la banqueta por el efecto del pretensor. Se evita que se desplace el conductor bajo el cinturón y sobre la banqueta hacia el salpicadero, que sería el efecto submarino
  • Limitador de esfuerzo; es un sistema de extensión amortiguada del cinturón para compensar la presión que provoca el pretensor en pecho y abdomen
  • Airbag; entra en acción en colisiones de elevada intensidad inflándose con extrema rapidez, se ven dos, el frontal del conductor, que sale del volante, y el de rodillas bajo el salpicadero. Sus efectos son de amortiguación de posibles lesiones al intercalar una o más cámaras de aire que actúa como cojín

Para que estos sistemas puedan hacer correctamente sus funciones es imprescindible que el conductor esté en la posición adecuada y con el cinturón de seguridad abrochado y tensado.

Artículos relacionados

Otros enlaces

Vídeos de interés

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Pilar García.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  siteground.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.